La Unión Europea ha muerto. Supéralo.

No Comments

skopje.png

Photo: © Petros Diveris, Skopje, March 2013

Traducción Sandra Alvarez

Los recientes acontecimientos en Europa demuestran que la Unión Europea ha dejado de existir. El proyecto que nos vendieron los progresistas europeos, el de garantizar la paz y la prosperidad para el continente, está en contraste con un pasado no tan lejano que no acaba de determinar su discurso.
La idea de que la UE es una garantía para la paz ya no es cierta. La Unión Europea está terminantemente dividida en esferas de influencia, al igual que en el siglo XIX, con el grupo de Visegrád esencialmente ejecutando las normas de Viena, con una Francia mirando hacia otro lado, y con una Italia disfrutando de la tormenta y esperando que la calma sea restaurada de alguna manera. Alemania pretende hacernos creer que no está de acuerdo con la acción unilateral del grupo de Visegrád -incluidos Bulgaria y Serbia- y su cierre de fronteras con Grecia, que esencialmente atrapa a refugiados en un país ya maltratado. Pero en realidad Alemania está muy feliz que otra persona esté bloqueando la entrada de los refugiados en su país. En la mente de Merkel esto equivale a matar dos pájaros de un tiro (ella es así de inteligente). Alemania parece benévola, sin embargo es Grecia la que está asumiendo todos los costes, sirviendo al mismo tiempo como un pájaro adicional para ser matado con la misma piedra.

Es de conocimiento general que el grupo actual de responsables de la política europea no son grandes conocedores de historia. Si hubieran tenido algún conocimiento del pasado reciente sabrían, por ejemplo, que los países antes citados han sido los primeros en unirse a los nazis en su asalto a Europa, y que fue exactamente Grecia la que pagó el precio más alto por defender, exactamente lo que el grupo ahora caprichosamente llama: "valores europeos". En este punto hemos pasado el límite de la ignorancia hasta bien entrada la soberbia . No hay que olvidar que hasta hoy Alemania no ha pedido disculpas a los griegos por lo que les hicieron (con la notable excepción de su presidenta) como tampoco se ha pagado ninguna reparación significativa. Ni siquiera se ha pagado el dinero que obligaron al Banco de Grecia a prestar al ejército invasor para financiar la ocupación. Casualmente, hoy en día se está llevando a cabo el mismo modelo, el de Wolfgang Schäuble; un modelo en el que Grecia se ve obligada a vender sus bienes familiares para poder pagar el "privilegio " de ser gobernada como un protectorado .

La Unión Europea ya no tiene principios, ahora sólo conoce la fuerza. Mientras se premia a Turquía con miles de millones de euros -un país cada vez más arrogante y peligroso- a Grecia, un miembro de la "unión ", que se enfrenta a una catástrofe humanitaria de la que no es responsable, se le paga con cacahuetes. Y sí, Turquía es en parte responsable, y es exactamente por ello que la UE le otorgará miles de millones. Aproximadamente 400 millones de euros se asignarán a Grecia, y se destinarán directamente a los refugiados, sin pasar por el Estado griego, en un acto ofensivo similar al de abofetear a alguien públicamente. La UE está tratando a un compañero como a un apestado, un potencial ladrón, mientras concede miles de millones a un régimen que es responsable del comercio de armas, el contrabando de petróleo así como de artefactos antiguos, en primer lugar refugiados. Estas son el tipo de cosas que la Unión Europea comprende y aprueba, y lo hace con un camión lleno de dinero, y un par de guiños.

Durante muchos años pensé que el proyecto europeo tenía el potencial de transformar la periferia en algo más funcional, algo más parecido a los Estados centrales más avanzados. Estaba equivocado. La "unión " no tiene ningún problema en tratar con una Hungría fascista, con una Eslovaquia de fosos y muros, ni negociar con Erdogan, lo más cercano a un dictador electo. Tampoco tiene reparos en destruir activamente a Grecia, prácticamente convirtiendo a un hermoso país, en un gigantesco campo de refugiados. Bruselas y Berlín no han parpadeado, ni siquiera una vez, cuando el primer ministro eslovaco Fico- un fascista en todo menos en el nombre- dijo que hay un "zona conflictiva " en Europa y que se llama Grecia. En la Europa del siglo XXI se acepta hablar de un Estado miembro de la "unión " en estos términos, y es exactamente por eso que la UE ha muerto.

La Unión Europea ha muerto porque ya no es una unión. El único lenguaje que los europeos entienden es el de la fuerza. La razón por la cual Grecia debe que ser destruida es doble. La primera razón es simplemente porque los europeos pueden destruirla, y así lo harán, al mismo tiempo que los griegos lo aceptan con una sumisión de víctimas de violencia doméstica. Las segunda razón es porque a Alemania le interesa dirigir la atención de todos a su entrenado oso bailarín, Grecia, pues de lo contrario podríamos empezar preguntarnos lo expuesto que está el Deutsche Bank, y en última estancia, comenzar a asociar a Alemania con un país de préstamos tóxicos. Por otro lado, mientras Grecia está siendo llevada a la sala de ejecución, o peor aún, al olvido, los pesos pesados europeos le ofrecen al Reino Unido una especie de servicio ¨Lewinsky¨, un Schäubles y unos Tusks.

Está claro que necesitamos salvar a Europa, y a la política progresista, de este montón de buitres tecnocráticos, los Dijsselbloems, las Merkels y los Hollandes, las Austrias, y sus secuaces cuasi-fascistas de Budapest y de los Balcanes. Ahora tenemos que tener claro que ya no podremos trabajar para la UE, o con la UE, pero a pesar de la UE, con el fin de salvar a Europa, si ya no es demasiado tarde. La UE es extremadamente peligrosa para Europa, y lo antes que lo entendamos mejor será.

Cuando se trata de Grecia soy pesimista, creo que ya es demasiado tarde; el país ya ha sido estrangulado hasta la muerte. Pero también creo que los eurócratas son esencialmente un grupo de cobardes que se asustan si uno está dispuesto a jugar fuerte. Ahora Grecia debe hacerse la loca, tal vez podría pedir a Israel un curso acelerado de intimidación. El país ya no tiene nada que perder, y ya es hora de que se den cuenta antes de que desaparezca para siempre en λήθη . Grecia debería amenazar con el tema de los refugiados, y debería ponerse en contacto con Putin, que es en parte culpable de matar a Grecia. También debería plantearse la posibilidad del dracma, y de una salida rápida de todos los acuerdos y tratados europeos. Si queremos salvar a Europa, la Unión Europea necesita más que gestos y que una bofetada. No os equivoquéis, la destrucción de Grecia no puede llevarse a cabo sin la destrucción de la propia Europa. Solamente el primer ministro eslovaco no ha entendido esto.

Petros Diveris, Manchester, March 2016

Be the first to write a comment!